Narrador En 45 Minutos

Conectores de mis ensayos filosoficos La importancia de papel

De todos los medios de la influencia los subordinados en los objetivos las disciplinas contaban un de Fayol más eficaces al ejemplo personal del jefe. Según su convicción, si el jefe da el ejemplo de la exactitud, nadie se atreve a ser con. Si él es activo, valiente, traicionado, — ello, y si él sabe dirigir el asunto, lo consigue hacer querer tras el trabajo.

Los principios la dirección son las reglas básicas que determinan las construcciones y los funcionamientos del sistema de la dirección; óáª¡Ñ®Þ¿Ñ la exigencia, que observación abastece las direcciones. Según la afirmación de Faiolya, los principios son el faro, que ayuda orientarse.

La dirección única. La dirección única, pero la opinión de Faiolya, tiene en comparación con la colegialidad aquella ventaja que abastece la unidad del punto de vista, la unidad de la acción y la unidad. Por eso tiene la tendencia a.

Examinando la organización como el tipo específico y como el sistema administrativo tanto original y las ideas con los principios de Taylor relativamente de cada trabajador, Fayol ha formulado 14 principios de la dirección conforme a del eslabón superior de la dirección:

En lo sucesivo muchos investigadores se ocupaban estudiado y la descripción teorética de los principios de administración, sin embargo todos ellos eran solamente los continuadores de Fayolya que desarrollaban, que completaban y que concretaban su doctrina.

Incluso los principios, propuestos ello, universal, Fay-ol indicaba, con todo eso, que su aplicación debe tener el carácter flexible y tomar en consideración la situación, en que la dirección. El ohm notaba que el sistema de los principios nunca puede ser acabado, al contrario, ella siempre se queda para los complementos, el cambio, las transformaciones fundadas nuevas experiencia, su análisis, la interpretación, la generalización. el número de los principios de la dirección.

La disciplina. Comprendiendo la disciplina como el respeto, contado para abastecer la obediencia,, la energía y la manifestación exterior del respeto, Fay­ol subraya que para el mantenimiento de la disciplina ¡Ñ«íÕ«ñ¿« la presencia de los dirigentes buenos en todos los niveles.